Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Confesándome en el chat

Chica sexi sentada al revés

Tras mis últimos encuentros con Hugo, nuestra relación había cambiado, pero en público seguía siendo igual y eso me producía un vacío interior. Tanto que me hacía plantearme si ese chico merecía la pena.

Chica morena sentada en la camaDurante los siguientes días no dejaba de pensar en lo que había hecho con Hugo. Por un lado esta deseando repetir y probar cosas nuevas, pero por otro sentía mucho miedo a que lo contara y se pudiera convertir en un rumor. Sin embargo de nuevo el chico me respetó y no contó nada de lo que hacíamos en privado, a pesar de que con sus amigos seguía siendo un vacilón. Eso me seguía dando rabia, porque no era el mismo chico en público que en privado, pero al menos no era un bocazas.

Parejita de novios follando

Nos veíamos a solas sólo cada 3 o 4 días, pero cada vez nos cogíamos con más ganas. Siempre nos besábamos, nos metíamos mano y acababa masturbándolo. No me atrevía a desnudarme yo, sólo me sacaba las tetas por la blusa, por miedo a que me pudiera hacer alguna jugarreta. A pesar de lo agusto que estaba con él, me daba mal rollo que no fuera igual en público. Y seguía con mi eterno dilema, de querer dejarle pero no poder, al gustarme tanto.

Parejita empieza a follar

Una de las veces que estábamos a solas, Hugo me propuso llegar un poco más lejos. En esta ocasión quería masturbarme él a mí. Ese día le dije que no. Todavía no sentía la suficiente confianza. Aunque éramos novios, era sólo en privado, y yo me sentía muy sola. Se lo comenté y me dijo que a nadie le importa lo que nosotros somos, que es algo entre él y yo. Pero aun así no podía entregarme del todo y estuve un tiempo sin hacerle pajas. Aunque por otro lado tenía miedo de perderle y cada vez que lo rechazaba me sentía mal conmigo misma. Porque además de complacerle me lo pasaba muy bien. Pero claro, una tiene que hacerse valer.

Chica ordenador

En casa la situación estaba como siempre. Cuando llegaba por la tarde, con mi madre acostada y mi padre y mi hermano fuera, después de comer aprovechaba para chatear. Hablé con muchos chicos y les conté mi situación. Me dijeron que ese chico iba a lo que iba y que posiblemente cuando se acostara conmigo pasaría de mí. Y me dijeron que quedara con ellos, porque ellos no eran así. Yo todavía no estaba preparada para quedar con nadie, pero me tomé enserio lo que me dijeron.

La próxima vez que viera a Hugo le diría que si éramos novios tenía que decirlo o si no romperíamos y nada de amigos especiales. Me iba a doler mucho, porque el chico me gusta mucho, pero era lo que tenía que hacer. ¿Tendré valor para hacerlo?

Sigue mi Diario con Alma.

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
Alma

Alma

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica joven, de Almería, y cuento mi diario íntimo en la web. ¡Hacerme muchos comentarios y contactarme!

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: