Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Consejos para el cunnilingus

Sexo oral

Sé que a tu esposa, novia o amante le gusta sentir su sexo recorrido por tu lengua. Y por eso te doy consejos para el cunnilingus, especialmente para hablarte sobre cómo hacerlo bien, porque las mujeres son lo más bonito del mundo y hay que complacerlas.

CunnilingusTen mucha paciencia. como si fueras una araña tejiendo con sensibilidad y utilizando para ello un instrumento poco usado en la vida. ¿Sabías que la lengua es el músculo más grande del cuerpo? Tendrás que fortalecerlo y manejarlo con soltura. Ten paciencia porque en algunas ocasiones hay que dedicarle un tiempo antes de que la mujer termine y para ello tendrás que hacerlo con mucho cuidado, ya que si le duele perderá el clímax y tendrás que volver a empezar.

Escuchad sus sensaciones. Es imprescindible. Mientras trabajas ahí abajo siente sus gemidos, sus temblores y sus arañazos a las sábanas. Su cuerpo debe moverse hacia arriba y hacia abajo, se derrita con cada caricia o se comprima con un movimiento brusco o un mordisco más fuerte de lo normal. Encuentra sus zonas erógenas, haz que su piel se erice, que sus piernas tiemblen, que su excitación se convierta en sudor caliente, que su respiración se entrecorte, que su vientre se mueva llevado por el deseo… Eso es el objetivo que debes marcarte parque la mujer vea que eres un buen amante.

Chupar coñoNo te canses. Descansa tu lengua cuando la sientas cansada, alternando tus lametazos con un juego de dedos. Pero cuando hagas esto no te ciegues en introducir muchos dedos en el agujero del deseo: con el simple roce es suficiente para mantener la excitación. También puedes jugar con el clítoris, ya que ha muchas mujeres le gusta más que ser excitada ahí que en los labios de la vagina. Pero recuerda que no debes parar, porque una vez lo hagas perderá el clímax y deberás volver a empezar desde el principio.

Lubrica lo necesario. Hay mujeres muy húmedas y muy secas, cada mujer es un mundo. Si te encuentras una vagina seca, deberás dejar un poco de saliva con tu lengua, pero no dejes que gotee nunca porque posiblemente será desagradable. Si ves que la mujer lubrica sola con la excitación, entonces ya tienes ese trabajo hecho y podrás centrarte en los otros puntos. Sea como sea, si lo haces bien, siempre acabaréis los dos llenos de transpiración, fluidos y saliva.

Sexo oral masculinoEl orgasmo. Como bien hemos dicho anteriormente tienes que escuchar sus sensaciones, pero aquí más importante que antes, porque tienes que sentir cuando su cuerpo está a punto de llegar al orgasmo para conseguir que sea más fuerte de lo habitual. El momento previo a la tempestad es crucial para intensificar tu placer en ella: acelera tus movimientos (sin pasarte), trata de ser más profundo y agota todas las fuerzas que te queden. Entonces tu chica gozará más y se sentirá totalmente complacida.

Después del orgasmo. Hay algo que debes saber: normalmente las mujeres cuando terminan no son como los hombres. Ellas piden que continúes un poco más después del orgasmo porque siguen sintiendo excitación durante unos segundos. Entonces sentirás un momento brutal donde la chica gritará como una loca, su cuerpo entero temblará, sus manos no pararán quietas, su vientre explota… Pero tú aguanta entre sus piernas como un valiente, esperando que su fluido inunde tu boca igual que querrás que ella haga lo mismo cuando te lo haga a ti.

Pareja abrazadaTras el sexo oral. Has terminado y has hecho un buen trabajo. Puedes sentirte orgulloso de ti mismo. Estarás cansado, sudado, inclinado… pero ha merecido la pena. Ahora sube a la altura de tu pareja y abrázala como si no hubiera un mañana. Puedes rozar tu mejilla con la suya. Notarás el rostro de felicidad a tu lado. Sella el acto con un beso lindo: A ellas no les importa tanto notar el sabor de sus fluidos.

Repite. Si has seguido mis consejos es muy posible que tu chica te pida repetir siempre que se pueda. Complácela. No te niegues nunca. Pero en cada ocasión trata de innovar: Muerde un poco más fuerte, aguanta un poco más con la lengua dentro, introduce un dedo un poco más hondo… Lo que sea, pero siempre poco a poco y evitando que sienta dolor. ¡Felicidades! Has seguido mis consejos para el cunnilingus y has vuelto loca a tu chica. Sigue así.

Entrada publicada en Guía sexual con la/s etiqueta/s . Añade a favoritos el enlace permanente.
Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: