Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

De regreso a Benidorm

Trío de fiesta

Unas semanas después, de regreso a Benidorm, me alojé en el apartamento del retrasado, pero con la intención de conocer al chico de Zaragoza. Así que nada, hice las maletas y realicé el mismo trayecto que en el viaje anterior.

Morena trenMe esperó el hombre de 37 años en la parada y me llevó a su casa, como la vez anterior. Todo igual. Hasta su familia y vecinos me siguieron tratando igual. A pesar de haberle dejado claro que a partir de ahora éramos amigos con derecho a roce, todos me seguían tratando como si fuera su novia y lo más preocupante era que su padre seguía planeando mi vida allí.

Estuvimos tres días así. Yo le insistía en que contase que lo habíamos dejado, pero siempre lo posponía hasta el día siguiente y así. Hasta que un día le insistí en que lo dijera a su familia. Y bueno, a partir de entonces las cosas empeoraron un poco. Su padre me cogió y me dijo que si sólo éramos amigos, que no tenía derecho a quedarme en su casa. Que por esta vez pasaba, pero que para otra vez que quisiera tener unas vacaciones, que me buscase un hotel. Intenté llevarlo como podía. Si él hubiera dicho que no éramos novios, tal vez no estaría allí, pero me habría ahorrado el mal trago.

Mamada de morenitaRespecto a las relaciones sexuales, seguíamos teniendo las mismas. Él me seguía pagando por tirármelo, aunque la mayoría de veces sólo se la chupaba. Disfrutaba mamándosela, porque me encanta esa práctica. Siempre, pidiendo que me avisara antes de correrse, para no llevarme sorpresas. Sé que el sexo oral no puede contraer enfermedades sexuales, a no ser que te tragues algo. Y, por mucho dinero que tenía, no me terminaba de fiar.

El amigo de Zaragoza ya se encontraba en Benidorm, pero decidí no quedar hasta la última noche con el retrasado. Después, en lugar de volver a mi casa, me pagaría una noche en un hostal con el dinero de las mamadas y estaría libre para quedar con el que sí me gustaba.

Último día en Benidorm

Una de las veces salimos por el centro de Benidorm. Fuimos a bailar y nos lo pasamos de lujo. Por el paseo, de camino a las discotecas, pasamos por un callejón donde había mucha gente. Un chico me rozó disimuladamente el culo. Respondí tocándole el culo yo a él. Entonces se dio cuenta y me empezó a sobar las tetas. Y yo, le rocé por delante. ¡Que momento mas excitante! Dimos un par de gritos, como si nos ruborizáramos, pero seguimos adelante como si no hubiera pasado nada. Entonces fuimos al KM, y mi sorpresa fue grande cuando me lo encontré allí. Seguramente, después de nuestro encuentro, pensó que podría ligar conmigo y me estuvo siguiendo. Mientras tonteaba con el retrasado, bailando muy sensualmente, miraba a éste que no me quitaba ojo. Me excité mogollón. La verdad es que necesitaba estímulos para disfrutar con el chico que estaba, ya que no me gustaba para nada y la cabeza no le daba para provocar situaciones morbosas. Pero en esa ocasión se me humedecieron las braguitas y me volví loca.

Mamada con genteYa más tarde, después de haberme tomado unas copas, andaba un poco piripi. Mientras iba a la barra y venía, el desconocido aprovechaba para volver a meterme mano y se pasaba, viendo que lo dejaba. Me molaba que fuera un desconocido. Era como realizar una fantasía que tenía. Y sobretodo, estar con otro chico, aunque no fuera muy listo que digamos y ni se daba cuenta, me daba un plus de morbo. Me volvía loca al pensar que estaba tonteando con dos. Y hice una locura. Me llevé al que estaba conmigo a la playa. Por supuesto el desconocido me seguía. Detrás de las butacas, sin dudar, se la empecé a mamar. Desde el paseo no nos podían ver por las butacas, pero desde la orilla sí, aunque ya me procuré poner de espaldas al mar. Esta vez lo hice porque me apetecía, me moría de ganas de que me viera el otro haciendo eso. Al poco se acercó y empezó a meterme mano por detrás. El hombre retrasado no le pareció importarle, es más, parecía hacerlo con mas gusto. Yo, viendo que se me presentaba una buena oportunidad de pasarlo bien, empecé a comérsela a los dos a la vez. Me quité lo de arriba para que me pudieran sobar bien y empecé a excitarme y a disfrutar como una puta. Para mayor gusto, dejé de comérsela al desconocido y diciéndole que se pusiera un condón, me puse de culo mientras se la mamaba al retrasado. No tenía condón, pero entonces ocurrió algo que me excitó más aún. Resulta que sus amigos estaban con él, viendo la escena desde detrás de las butacas. Fue a buscarlos para pedirles el condón, porque sino se quedaría sin follar. Pensar que había mas gente mirándome me hizo sentir mas guarra y mas ganas de follar me entraron. Otro grupo de chavales pasaron y se quedaron mirándome. Lo sé porque me había puesto a mamar de lado, mirando a los amigos del desconocido y vi a este grupo. Pasaron de largo comentando lo puta que era. Ufff, que morbazo. Y cuando llegó el desconocido, con todas las ganas que le tenía después de estar toda la noche metiéndonos mano, y empezó a petarme el culo. Fue la hostia. No sé cuanto tiempo llevaba sin follar por detrás, pero desde luego que lo echaba de menos. Volví a sentir la polla apretando mi culo, buscándome un placer diferente. Y me folló bastante bien. Me daba golpes fuertes, que no brutales, sacándome todo el gusto y muy poco dolor. Eso sumado a sentirme deseada por un montón de miradas curiosas, me hizo sentirme realmente bien. Tan a gusto estaba que la polla que tenía en mi boca, en lugar de quitarla antes de que se corriera, permití que lo hiciera dentro, para después girar la cara y mostrar todo el semen en mi lengua y labios. Me chorreó un poco por la barbilla mientras me seguía follando el culo. El retrasado se empezó a reír, enseñando a todo dios que era medio tonto. Eso me dio mucho corte, porque todos sabían que se la había comido a uno que le faltaban luces. Pero enseguida se pasó, porque el desconocido me seguía dando por culo. Gemí bastante, pero sin pasarme para no llamar la atención de nadie más. Incluso en un momento dado, otro de los amigos del que me daba por atrás, se acercó para iluminarme con su móvil. Estaba todo bastante oscuro y sólo se intuía lo que hacía. Con esa pequeña luz vieron como me chorreaba el semen y, sabiéndolo, puse cara de perra mientras estiraba la lengua para saborear un poco más de corrida. Fue brutal. Llegué a tener tres orgasmos, siempre ayudándome con mis dedos en mi clítoris. Hasta que se corrió en un grito sordo, dejándome completamente complacida.

trío playa rubiaAl terminar le propuse a mi amigo retrasado que nos diéramos un baño en el mar, entre otras cosas para limpiarme. Hacía calor y de follar había sudado mucho. Además, estaba el semen pringándome toda la cara. Nos dimos un baño relajante, de unos diez minutos. Cuando salimos me dio miedo que los chicos me hubieran escondido la ropa, ya que estaba en bragas. Pero no, ahí estaba todo. Lo que sí hicieron fue hacernos fotos, tal vez para contar su aventura más tarde entre los colegas.

Volvimos a su apartamento y nada. Ya como siempre. Unos días más hasta que me aburrí y decidí que me tenía que ir. Mi amigo de Zaragoza me esperaba en la otra punta de Benidorm, en el rincón de Loix. Y allí no me lo estaba pasando tan bien como querría. Sabía que a partir de ese momento las vacaciones corrían de mi cuenta. Así que nada. Me largué, casi huyendo, porque quería que volviera a ser su novia. Desde la experiencia de la playa se volvió muy pesado. Pero tenía que aguantarlo por seguir disimulando. Tenía que creer que lo hacía porque me agobiaba que su padre me quisiera arreglar la vida, no por él. Así que nada, le comenté una mentira para poder coger el autobús de Benidorm y no el que volvía para Alicante. Me pagué un hostal y me fui a buscar a mi amigo de Zaragoza. Y eso ya lo cuento en el último día en Benidorm

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , , , , , , , , , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

2 respuestas a "De regreso a Benidorm"

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: