Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Intercambio con una amiga y un negro

Con un negro

Después de esa última experiencia estuvimos un tiempo sin volver a tener ninguna otra. Normalmente salíamos de fiesta con los amigos y luego me lo montaba con Julio en el portal de mi escalera, a las tantas de la noche. Cuando nos calentábamos lo suficiente nos subíamos al último piso donde lo hacíamos a oscuras o le hacía una deliciosa mamada. Así cumplí los 24 años.

Mamada polla negraPor el Messenger manteníamos contacto con la chica con la que tuvimos relaciones sexuales. Me refiero a la amiga del hombre con el que hicimos nuestro primer trío y luego hicimos un intercambio con ella. Perdimos el contacto con él, pero no con ella. Nos dijo que estaba en un apartamento de Benidorm, con su nuevo novio negro, que le había propuesto mantener relaciones liberales y le había dicho que le gustaría probarlo. Así que nos invitaron.

Cuando llegamos lo primero que tuvimos que hacer fue subir una cuesta muy larga. El apartamento estaba en todo lo alto. Después de subir, nos lo enseñaron. Era muy pequeño pero apañado. Al entrar había un gran salón. A la izquierda estaba el aseo, la cocina y una habitación sin puerta, con una cortina hawaiana con tiras de todos los colores. No había más, pero era suficiente.

Intercambio con una amiga y un negroEstuvimos tomándonos una copa en el salón y hablando entre risas. Poco a poco nos fuimos acercando cada uno a la pareja del otro. Yo sentía bastante vergüenza porque era la primera vez que iba a estar con un negro y además iba a ser mi tercer intercambio de parejas. Estaba muy nerviosa. Pero no tuve que hacer nada. El muchacho empezó a darme besos por todo el cuerpo, haciéndome sentir muy bien.Nos fuimos hacia la habitación entre besos, caricias y jadeos. Me pareció muy morboso cruzar esa cortina multicolor. Dentro había una cama de matrimonio que ocupaba todo lo que era la habitación de larga y ancha, a excepción de un pasillo a la altura de la puerta. Mi negro y yo nos pusimos en la parte de dentro y nos enrollamos con una fogosidad increíble. Me encantó como me acariciaba y como me daba placer. Era muy sensual. Normalmente los negros no me han llamado la atención, pero éste me hizo sentir como si me hubiera perdido grandes polvos.

Follada por un negroLo mejor de todo fue cuando dejó de centrarse en mi boca y mi cuello, para agacharse y empezar a comerme el coño. Que digo comer, me lo estaba devorando sin dientes. ¡Uf, que gozo! Vi las estrellas y el universo entero. Su lengua cruzaba mi clítoris y mis labios vaginales como si fuera una sutil aspiradora, tan placentero como constante. Me puse muy cachonda y, después de media hora larga, me corrí así. Y aún quedaba lo mejor…

Se puso el condón y me empezó a penetrar tanto por delante como por detrás. Su gran polla me dio miedo al verla, tal vez tendría 21 cm y era la más grande que había visto. Cuando me penetró, no sé como lo hizo, que no me dolió nada. Me entró suave y follamos con pasión durante un largo tiempo. Tanto fue así que me olvidé de Julio y la novia del negro, que estaban follando justo a nuestro lado, pero no me pidáis más detalles.

Follando con un negroEstuvimos follando otra media hora larga. Me lo hizo de vicio y en varias posturas. Me puse a cuatro patas, de lado, con el misionero… Me hizo disfrutar como una perra, madre mía. Parecía un gigoló de esos que contratan las mujeres de nivel. Estaba encantada. Y, en esta ocasión, en ningún momento rematé la faena con mi novio. Todo el tiempo estuve besando piel negra y sintiendo unas grandes manos sobre mi cuerpo envuelto en pasión. ¡Que delicia!

Para terminar aumentó la fuerza de las embestidas para darme mucho más placer. Me corrí dos veces seguidas más. Muy buen polvo. Estaba deseando repetir. Pero al día siguiente tuvimos que regresar a Madrid y no pudimos volver a quedar por motivos que ya contaré en el próximo capítulo, Nacimiento del blog, aunque nos propusieron ir a un club liberal. En cuanto se pueda iremos…

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

Una respuesta a "Intercambio con una amiga y un negro"

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: