Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Reactivación sexual (parte 2)

Caxonda

Después de lo que ocurrió en la estación, a la vista de todo el mundo, quedamos. Yo estaba deseando tener un encuentro sexual apasionado. Tenía especialmente ganas de sentir un chico dentro de mí, besándome y haciéndome sentir mujer.

Abierta esperandoQuedamos al final para el fin de semana de la semana siguiente. Había reservado una habitación de hotel y cuando nos vimos, a pesar de la fogosidad del primer encuentro, me corté. Pretendía volver a repetir la escena de la estación, pero yo estaba más cautelosa y no le seguí el rollo. Fuimos prácticamente sin hablar a la habitación y empezamos a deshacer las maletas. Una vez estábamos a solas, como fui yo la que había dicho que no, me vi obligada a dar el paso. Perdí la vergüenza y me quite la ropa. Le dije “ya puedes empezar” mientras le enseñaba el coño. Fue algo raro porque normalmente no soy tan lanzada, pero en aquella ocasión, con el chico que había quedado para hacer eso porque me había causado tanta excitación en el primer encuentro, me solté. Vino enseguida a follarme y fue un poco soso, porque lo bueno de las relaciones esporádicas son los preliminares. Me folló por delante la primera vez, con condón por supuesto y cuando acabó estuvimos hablando un poco. Le conté y me contó todas las experiencias que habíamos tenido. Me sentía cómoda con él, estaba muy salido y podría sacar mis fantasías, sin embargo, en público la cosa cambiaba. Su actitud seguía siendo igual de directa delante de la gente y a mí eso me cortaba mucho. En el comedor del hotel, por debajo del mantel de la mesa, me metía mano y me hacía sentir muy incómoda. En cuanto terminamos de comer volvimos a la habitación a seguir con la marcha.

Mamada semenFollamos muchas más veces y las relaciones mejoraban según cogíamos más confianza. Se la empecé a mamar y me cogió de la cabeza, para follarme la boca. La sensación fue brutal. Sentí toda su excitación, sus venas palpitantes y el semen engordando la parte de abajo, como un último y brutal golpe de excitación. Y cuando inundó mi boca el sabor ácido del semen me desagradó pero la sensación de estar tragándome su leche me hizo sentir como una perra y me morí de gusto. Pero la cosa no acabó ahí, porque el chico podía correrse tantas veces como quisiera, además de calzar un miembro de dimensiones considerables. Cuando su verga se hundió en mi culo, su grosor al principio me hacía daño, al desgarrarme, Follando en la camapero cuando se lubricó bien comencé a gozar mucho más que nunca. Noté como un estremecimiento de placer me recorría todo el cuerpo. Gemí escandalosamente por primera vez en vida. Agarraba las sábanas y me mordía los labios para contener la fiera en celo que podría alertar a gente que pasara por el pasillo de la habitación.

Después de eso nos duchamos juntos y en la ducha volvió a penetrarme. Esta vez fue más suave, más delicado, pero no menos intenso. Su pene con el condón mojado, al entrar en mi vagina hacía como una placentera ventosa. Un morbo especial me envolvió, haciéndome desear a partir de entonces hacerlo en el agua.

Morena polla caraAun después volvimos a calentarnos. En esta ocasión el chico me pidió que hiciera una fantasía sexual que tenía desde hace años. Como estaba totalmente lanzada, se había portado tan bien conmigo y me lo había hecho pasar tan bien, le dije que sí. Pensé que era el momento perfecto para probar todo lo que se nos ocurriera. Y vaya si lo hicimos. Me propuso follarme la cara con su polla. Quería sentir el gusto de notar su polla en mi cara. Total que empezó, colocó su miembro sobre mi boca y un ojo, y empezó a menearse hacia arriba y hacia abajo. Estuvimos así más de una hora. Me insistió que si no estaba cómoda podíamos parar, pero le dije que no. Notaba toda su excitación en mi rostro. Fue  una nueva experiencia morbosa. Cuando se fue a correr, vi un chorro salir disparado hacia mi ojo, dejándome completamente bizca. Gran parte de sureactivación sexual 2 semen cayó dentro. Tuve que ir corriendo al lavabo y echarme agua. Me lo dejó completamente rojo. Me pidió perdón mil veces.

No sé cuantas veces lo hicimos aquel día. Y aún se le ocurrió pedirme que le cumpliera otra fantasía. Me dijo que le gustaría salir de fiesta, que me pusiera una minifalda, y meterme mano en mitad de la pista de baile. Eso sí me lo pensé varias veces. El sexo en público me daba morbo pero también me daba mucho corte y más con él porque era muy descarado. Pero decidí decirle que sí…Puedes saber lo que pasó en reactivación sexual 3.

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

3 respuestas a "Reactivación sexual (parte 2)"

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: