Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Reactivación sexual (parte 3)

Polvo hotel

Esa noche salimos de fiesta. Como siempre el chico no se cortaba ni un pelo, me metía mano siempre que podía, incluso con gente al lado. A mí todo eso me daba mucho corte y muchas veces me ponía colorada. La zona donde estábamos no estaba muy alejada de las discotecas, por lo que nos fuimos andando. Aún así estuvimos andando mas de una hora y todo el camino lo pasé con sus manos en mis nalgas.

Perreando fiestaCuando llegamos entramos en una discoteca y empezamos a bailar muy cerquita. Su mano me rozaba los muslos, delicadamente, haciéndome excitarme en a penas unos minutos. Yo trataba de disimular pero el hasta me levantaba la minifalda para que otros tíos me miraran el culo. Eso me dio bastante morbo, pero la vergüenza era superior. Su mano en mi trasero acaricio la raja y apartó sensualmente la tira del tanga. Varios chicos se quedaron mirando. Pero yo no pude seguir y me salí fuera. El chico me acompañó y me dijo que por qué no seguía, a lo que le respondí que no quería que la situación se nos escapara de las manos. En parte tenía razón porque los chicos que se habían percatado de su acción, podrían querer participar, aunque también había que reconocer que habría sido muy excitante. Aun así no se detuvo ahí, y empezó a besarme y a sobarme las tetas. Estábamos en una zona de paseo con unas escaleras. Yo estaba apoyada sobre la barandilla, de espaldas, y él enfrente, sobándome y dándome el lote. Pasaba gente, pero no era como dentro de la discoteca, y me dejé un poco llevar. Pero al cabo del rato volví a sentirme acosada por muchas miradas curiosas, que me incomodaban aunque, insisto, también me daban morbo. Pero era mas el temor de que fuera la cosa mal, y decidí volver a pararlo. Total que salimos de fiesta a bailar en plan normal, nos tomamos un par de copas y regresamos al hotel.

Reactivación sexualLo cierto es que me encantaría desfogarme y hacer de todo, a un grupo de chicos. Pero lo primero es la seguridad y esa fantasía tiene un riesgo demasiado elevado. Y ya no porque los chicos podrían querer hacer algo que yo no quiera y pretendan forzarme, sino porque aunque salga todo perfecto, el condón podría romperse y yo no sé si alguno puede tener alguna enfermedad de transmisión sexual. Por eso me abstengo aunque mi cuerpo se retuerza de placer cada vez que lo pienso.

Cuando regresamos al hotel volvimos a follar desenfrenadamente. Pero esa noche con un polvo nos bastó para dejarnos grogui.

Mamada sexiAl día siguiente, cuando el chico todavía estaba dormido, empecé a acariciarle el pene. Se empalmó pero seguía durmiendo y, me hundí en las sábanas para darle besos alrededor y finalmente acabar dándole una sensual mamada mañanera. Le dije que era para compensarlo por lo de anoche. Después de estar más de una hora calentándolo, se espabiló y me empezó a follar como un loco. Me penetró con tal fuerza que vi las estrellas. Mi coño se humedeció y el vaivén de su polla penetrándome me dio más placer del que me causaba habitualmente. Sentí un orgasmo encadenado con otro, y cuando él se corrió sentí un vacío momentáneo, pero enseguida me dejé caer rendida, aliviada de poder descansar después de tanta acción.

Y así fue como terminamos. Porque ya tocaba hacer las maletas y regresar a nuestras respectivas casas. Dijimos de volver a quedar pero, entre una cosa y otra, no volvimos a vernos. Y realmente lo añoré aunque fuera tan pesado, estuviera tan salido y no fuera del todo lo que se dice guapo, jeje. Pero tenía algo que me hacía disfrutar. Y realmente recuerdo esa experiencia como una de las mejores de mi vida. Aunque todavía tenía mucho que experimentar

Pero lo que me paso inmediatamente después fue un rollo producto del despecho que sentía sobre mi ex.

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

2 respuestas a "Reactivación sexual (parte 3)"

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: