Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Recién preñada y follando por el culo

Sexo analHace unos días el predictor me confirmó que estaba preñada. Ya notaba algunos síntomas: Me dolían los pechos, me mareaba de vez en cuando, estaba más cachonda de lo habitual… jeje, sí, cuando una está embarazada se excita más de lo habitual. Estaba recién preñada y follando por el culo. ¡Brutal!

Sexo analSabía que durante los tres primeros meses no es aconsejable follar, pero una noche Julio y yo estábamos acostados a punto de dormir. Como siempre yo me giro y él se tumba, abrazándome. Siempre le gusta rozar su polla en mi culo, pero en esta ocasión la tenía más dura de lo normal, y eso que no le dejaba tocarme las tetas. Eso sí, los pezones me duelen tanto que el más mínimo roce me hace ver las estrellas y no de gusto precisamente. Bueno, lo que ocurrió fue que con el roce de su polla dura en mi ano, me puse cachondísima. Le dije que me la metiera con la ropa puesta, porque claro, estando recién preñada no es aconsejable follar. Pero cada vez que me empujaba me ponía más y más caliente hasta que no pude más y me aparté la ropa para sentir su polla en mi piel.

Sexo analSiempre me ha gustado follar por el culo. Últimamente no lo hacía porque me duele cuando noto la polla dentro, pero en esa ocasión no me dolió nada. Así que le dije que me follara. Julio, como tiene la zona del glande especialmente sensible, se puso condón porque sino no podría follar a gusto. Y empezó a hundir su rabo en mi ano. Sus manos, como sabía que no podía acariciarme los pechos, pasaron directamente a mi clítoris. Tren el anal que me estaba haciendo y la estimulación del clítoris me volví loca de placer. No le dejé que metiera sus dedos en mi coño, pero sí estuvo masturbándome muy bien. Fue un gozo. Me llegué a correr hasta 3 veces seguidas. Ya sabéis que soy multiorgásmica.Sexo anal

Estábamos tumbados, de lado. Era la postura más cómoda. Pero con el calentón decidimos cambiarnos varias veces. Me tumbé boca a arriba, con las piernas bien abiertas para que Julio me la metiera por detrás otra vez. Y a cuatro patas. Sin embargo en esta última postura no nos apañamos bien y acabé haciéndole una rica mamada. Como no me gusta el sabor a plástico de los condones, se lo quité con la mano y empecé a mamársela con fuerza. Yo ya me había corrido, y varias veces, pero Julio no y quería dejar a mi chico satisfecho. Él ya estaba muy caliente y con su polla en mu boca encontró la comodidad que necesitaba para descargar. MamadaMe cogió de la cabeza y me empujó la cabeza hacia él varias veces, hasta que acabó corriéndose. Yo, como siempre, no dejé escapar ni una gota y me lo tragué todo. No me gusta mancharme jeje.

Como llevábamos varios días sin hacer nada porque no me encontraba muy bien, le prometí que a partir de ese día se la iba a mamar, al menos, todos los días. Y por cierto, no penséis que porque ahora esté preñada dejaré de contar mis experiencias sexuales durante un tiempo. Porque ya sabéis que una de mis fantasías sexuales es hacer varias mamadas a la vez teniendo la barriga y dejar que se corran todos en ella. ¿Os da morbo la idea?

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: