Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Secreto 8 de Irene

Secreto 8

En el instituto no tenía amigas, me pasaba la mayoría del tiempo en clase de apoyo para ayudarme con mi rendimiento escolar, ya que siempre estaba muy despistada y me costaba mucho concentrarme en lo que explicaban. Me distraía con cualquier cosa.

Secreto 8Y en aquella clase era un grupo mas reducido de personas que iban en diferentes horarios al igual que yo. Al principio de curso estábamos solos dos personas, un chico bastante tímido y yo, pero después entró una chica llamada Azucena que era muy lista en matemáticas y a mí me daba envidia y celos de que ahora ella me había quitado el puesto. Pero comprendí que nadie es más listo que nadie que todos somos iguales, sólo que a mí me costaba comprender mejor las cosas.

Siempre me metía con ella, solía lanzar comentarios que a ella la incomodaban. Una mañana salió a la pizarra y desarrolló un problema.

Irene: ¡Que letra más pequeña!

Ella me atravesó con la mirada, borro la pizarra y volvió a escribirlo con letras gigantescas.

Azucena: ¿Te gusta así o la quieres mas grande?

Irene: así esta bien.

Secreto 8Sonó el timbre y me bajé a la clase, pero no vino el profesor y se armó un revuelo; cada uno se sentaba donde quería y mantenían conversaciones, otros se dedicaban a construir aviones de papel y a lanzarlos por el aire, y otros simplemente escribían en la pizarra tonterías para pasar el rato.

Yo me senté en mi sitio pensando en que podía hacer para no aburrirme; Israel seguía sentado en su sitio mirando por la ventana como si estuviera observando algo, cuatro de nuestros compañeros se acercaron a nuestro sitio para entablar una conversación.

Oscar: ¿Has visto el nuevo modelo de coche que han sacado?

Israel: Sí, un Ferrari que está guapísimo pero es para gente con pasta que lástima no ser millonario.

Entonces sin pensarlo abrí la boca.

Yo: Pues yo tengo uno.

Oscar: Ja, ja, ja tu flipas.

SecretoYo: Mi padre es médico, mi madre es esteticien tengo una casa muy grande y puedo permitirme el lujo de tener todo lo que quiero.

María: Perdona que me meta, pero si de verdad fueras millonaria y tuvieras todos esos lujos no vestirías así y muchas mas cosas que prefiero ahorrarme.

Yo: Cada cual puede vestir como quiera.

Israel: En eso tiene razón

María: Bueno pues si lo que dice es cierto que nos enseñe la casa tan grande que tiene.

Yo: Cuando quieras

María: ¿Esta tarde?

Yo: Vale.

María: De acuerdo

Mentí, mi padre era instalador de climatización y mi madre esteticien, mi casa era grande y preciosa gracias al sudor y el trabajo de mis padres pero no era millonaria y mucho menos tenía un Ferrari, pensaba que nada se iba a descubrir y estaba confiada pero estaba totalmente equivocada.

A las 5 oí el timbre sonar y supuse que serían ellos, les abrí la puerta y pasaron.

Sigue mis Secretos de Irene.

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , . Añade a favoritos el enlace permanente.
Irene

Irene

email

Hola. Me llamo Irene. Soy una chica liberal que cuenta su autobiografía y publica fotos caseras en la web. ¡Os espero!

Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: