Hola invitado, Regístrate / Inicia sesión

Una tarde de piscina

Una tarde de piscina

El lunes lo pasé con mi pareja y otra pareja en la piscina municipal. En mi cabeza estaba el juego erótico que publiqué el pasado viernes en Eterno y Cambiante. Se lo estuve comentando, porque ellos también son liberales, y nos calentamos de pensarlo. Pero lo mejor de todo sería jugarlo con otra pareja de confianza y otra pareja que hayamos conocido por Internet.

Morena sexi aguaNos dimos un baño, de unas dos horas, donde nos rozamos los cuerpos bajo el agua y hablamos de nuestras cosas sin preocupaciones. Después de estar meses y meses encerrados en nuestros trabajos, un día de liberación es como encontrar el paraíso. Habían parejas abrazadas y gente nadando. Nosotros nos enroscamos entre nosotros y de vez en cuando nos rozábamos con nuestros amigos. El roce piel con piel de los cuerpos semidesnudos es muy gratificante. Y más con el morbo de encontrarnos en la piscina pública, rodeados de gente. Debíamos darnos placer disimuladamente para no levantar sospechas sobre lo que estábamos haciendo.

Morena sexi abrazandoDespués del baño comimos en una mesa de madera. Al terminar de comer sacamos unos vinitos y tomamos tinto de verano y calimocho. Cuando ya llevábamos unas 4 copas el alcohol se nos subió a la cabeza y empezamos a decir tonterías. Cómo no, el tema de conversación fue el juego erótico. Molaría estar en la casita que nos hemos comprado, los cuatro a solas, y empezar a hacer los juegos. Primero aquellos del primer nivel. Cada uno con su pareja se besaría, se metería mano, jugaríamos con nuestras lenguas… todo ello con buenos taponazos acompañándonos. Una vez que nos pusiéramos cachondos pasaríamos al segundo nivel, donde tendríamos pruebas suaves a parejas cambiadas. Sería la mejor forma de ponernos muy cachondos. Y luego, al entrar en el tercer nivel, tendríamos sexo descontrolado. Así iniciaríamos un intercambio de la mejor forma posible. El calor nos subiría y disfrutaríamos más que nunca. Seguro que sí. Todo esto y mucho más nos estuvimos contando mientras nos poníamos contentitos.Morena secándose

Después de muchas risas y planes, volvimos a la piscina. Bañarse con un poco de borrachera mola mucho. Buceábamos por debajo de nuestras piernas y, mientras, rozábamos en las partes bajas de la otra pareja. Reímos mucho, una de las veces casi consigo sacar la cabeza del agua. Al rato de estar en remojo se bajó la borrachera y el calentón, y tocó volver al trabajo. Sin embargo quedó un buen recuerdo y un plan en el aire…

El próximo viernes a las 22:00 voy a escribir un artículo hablando sobre Instinto básico en Eterno y Cambiante. Me gustaría recibir muchos comentarios. Puedes seguir leyendo mis experiencias en Una casualidad de BadOo.

Entrada publicada en Experiencias con la/s etiqueta/s , , , . Añade a favoritos el enlace permanente.
María Ramos

María Ramos

visitar twitter del autor visitar facebook del autor email

Soy una chica liberal, con pareja también liberal, y me gusta compartir mis experiencias sexuales y mi material casero en la web. Sígueme en Twitter o Facebook, o contáctame por email. También publico críticas de películas eróticas como Mar23. ¡Léeme!

2 respuestas a "Una tarde de piscina"

  • diego
Si te registras e inicias sesión ganarás 1 punto al publicar un comentario. [Más información]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Completa la siguiente suma: